21 de septiembre, 2017
Lo más reciente

El Infierno existe….

El infierno es real, el infierno existe.

No quiero hablarte de religión ni cuestiono tus creencias; hoy quiero hablarte de ese infierno que no tiene nada que ver con seres con cuernos y cola.

Ese infierno que carcome las entrañas, que te roba tu paz interna y no te deja dormir, ese infierno que llamémosle arrepentimiento o falta de ética o el saber que puedes hacer mucho más con tu vida y te estás conformando con menos.

Dios (si es que quieres llamarle Dios, Universo, o cualquiera que sea el nombre que le pongas a esa presencia más grande que tú), no es tan duro para juzgarte como lo puedes hacer tú mismo. Y es que al engañar te engañas a ti mismo, al no explotar todo tu potencial te robas a ti mismo y al hacer algo con falta de ética tu conciencia es la principal afectada. No te escapas del rigor de tu propio juicio.

Quizás sea el Karma o si prefieres decirle causa y efecto, pero para cada acción hay una reacción. Pensaba en la desgracia de quien a sus propios ojos no ha conseguido perdonarse algún acto cometido, ese es el infierno al que me refiero.

El infierno que quema tu paz, tus esperanzas, tu futuro. El infierno del que es presa quién comete actos que dañan a alguien más o incluso a sí mismo.

Pensaba en quienes tienen adicciones, la persecución de sí mismos, la ironía de no saberse seguros en sus propias manos..

Pero, ¿saben?… Creo que el infierno tiene un piso estilo colchón, de esos que una vez que caes hasta el fondo, si tienes suficiente impulso y deseo, puedes saltar y salir hasta arriba tan arriba que puedes elevarte hasta el cielo.

Pensaba que todos los sucesos malos, si somos lo suficientemente listos, nos dejan una enseñanza y con ello una oportunidad encubierta…

Peque López

Blog tedejengibre